Relaciones que Duren toda la Vida – Amor, Aquí y en el Más Allá

Hoy vamos a hablar acerca de las relaciones que duren toda la vida. Un ejemplo, si tú en este momento te murieras y tendrías que ir a ver a Dios, ¿qué le dirías? ¿Te quejarías con él? ¿Te harías un victima? ¿Qué le dirías? Yo no fui feliz en el planeta tierra, eh, no tuve una buena relación con las personas, eh, no conocí el amor de mi vida, no me diste esto, no me diste aquello, eh, y así pasaría todo. Pero, lo mismo que puedes decir allá es lo mismo que hiciste aquí, o sea por favor no, no, no te mueras ahorita, sino primero tienes que experimentar lo que es el amor en la vida, lo que son las buenas relaciones con los demás, convivir. Y entonces lo que convivas aquí será lo mismo lo que haces aquí que en el más allá.

Por ejemplo, toda la gente siempre tiene ese concepto y eso cree que el pasto del vecino siempre es más verde. Es una expresión porque creemos que cualquier cosa que los otros tienen o que los otros hacen es mejor de lo que nosotros tenemos. Si tú te compras un vestido tú crees que ese mismo vestido le queda mejor a otra persona que a ti mismo.

O sea todo es aquello, aquello que tú crees que es mejor allá, so , si tú crees que el pasto del vecino es más verde, lo que tienes que hacer es poner más agua a tu propio pasto, se convertiría más verde, y eso es lo bonito.

Siri_Marka_Singh2Tenemos que crear buenos hábitos, buenas intenciones de dar y compartir. Te voy a platicar algo que hice alrededor, hace unos 15 años. Me dije a mi mismo, tengo que convertir, tengo que hacer un hábito cada día, una obra buena cada día, esa era mi meta, hacer una obra buena cada día. Entonces cada día tenía que hacer algo, ayudar a alguien, eh, compartir si algún niño necesitaba algo de comer darle un almuerzo, si alguien necesitaría alguna compensación monetaria ayudarlos, si alguien…una señora cruzando la calle con unas bolsas cargando muy pesadas, pues le ayudaba yo a cargar sus cosas. Es más, hasta si algo se me olvidaba durante el día hacer esa buena obra al día, cuando llegaba a la casa y eran las 10 de la noche, no voy a salir a buscar a alguien a quien ayudar, si no agarraba el teléfono y le llamaba a alguien, para tener una conversación con esas persona que nadie les llama y decirle ¿pero como estas?, o supe que tu rodilla andaba mal, ¿te duele?, todo era acerca de la otra persona, o sea hacer una buena obra cada día. Y me fue muy bien.

Te voy a platicar algo que me fascinó. Una vez andaba pensando que vas a hacer, que voy a hacer hoy como una buena obra. Iba manejando y de repente vi un letrero, vi a dos niñas de unos 8 o 9 años más o menos que estaban en la calle y querían vender agua de limón. Estaban poniendo un letrero que decía “agua de limón 50 centavos”. Y así lo vi y lo leí y seguí, entonces me paré y dije no esto sería una buena obra este día si les compro agua de limón a estas dos niñas que van poniendo su letrero.

Entonces me eche en reversa y les dije ¿cuánto cuesta su agua de limón? y ellas me dijeron “oh 50 centavos”, pero estaban tan contentas porque el primer cliente les llegaba que una de ellas empezó a gritar “mamá, mamá llegó el primer cliente mamá”, estaban bien contentas. Entonces le dije por favor deme un agua de limón. La niña agarró la jarra, un vaso y empezó a llenarme el vaso, pero estaba tan contenta la niña que me llevó el vaso con su dedo adentro con el agua. So, llegó a mi carro con el dedo adentro y me lo dio a mí, cuando yo agarré el vaso y vi el dedo de ella adentro del, de mi agua dije “wow “, pero vi la cara y la sonrisa de esa niña que me conmovió que agarré el vaso y me lo tomé. El agua estaba deliciosa y la cara de estas dos niñas estaban, me estaban nada más viendo de felicidad. Cuando me termine el agua dije wow, entonces agarre un dólar de mi cartera, lo saque y se lo di a las niñas, y le dije tu agua estuvo deliciosa por favor quédate con el cambio.

Empezaron las dos a gritar y corrieron para adentro ”mamá, mamá nos quedamos con el cambio” en ese momento mi felicidad creció tanto y me acuerdo hasta este momento esa cara, esa cara tan feliz de esta niña que me tocó mi corazón, todo el día estuve contento. Y cada vez que me acuerdo de eso también sigo contento.

Mueve el corazón de las personas con tus sonrisas, con tus bondades, con tu amor, no te cuesta nada tu tendrás grandes relaciones con todos muy buenas. Nunca te sentirás solo ni asilado, no toma tiempo para vivir tu corazón y sentir el amor en ti, pero, ¿cuándo lo harás? eso es lo que toma tiempo

Vamos a crear relaciones que duren toda la vida aquí y en el mas allá.

Sat nam

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.