Respiración Profunda

Esta es una de las formas más comunes de respirar. Este tipo de respiración se hace usando la capacidad total de ambos pulmones, en la inhalación y la exhalación, lentamente sin precipitarse. Normalmente en Yoga se respira a través de la nariz porque esto ayuda en el control de la respiración, aunque también se puede hacer a través de la boca.

Cómo hacer Respiración Profunda:

Se realiza llenando primero el abdomen, después la parte media, con la apertura de las costillas flotantes; y para acabar, llenado el pecho y la parte clavicular. La exhalación se realiza a la inversa y con la misma profundidad. Con la práctica, nos damos cuenta del cambio que produce esta respiración en el organismo.

DSC00841Algunos de sus beneficios de la Respiración Profunda:

  • Incrementa la fuente de oxígeno en el cuerpo, lo cual  promueve la sanción y relaja.
  • Previene y disminuye el desarrollo de toxinas en los pulmones.
  • Estimula la producción de endorfinas, químicos del cerebro, y combate la depresión.
  • Expande la capacidad pulmonar, lo cual aporta concentración, paciencia, flexibilidad y resistencia. Esto también incrementa la secreción de la glándula pituitaria, la cual desarrolla la intuición.
  • Bombea el fluido de la espina dorsal al cerebro, lo cual incrementa la energía.
  • Fortalece el aura, lo que reduce inseguridad y disminuye los miedos.
  • Purifica la sangre.
  • Favorece la gestión de las emociones negativas, ayudando a romper con los malos hábitos y viejas costumbres.

En nuestra vida  diaria nosotros tendemos a usar solo una parte de la capacidad de nuestros pulmones, en vez del 100%  de ellos.

Leer más sobre pranayama