Masaje para desintoxicar

Por Gurusahay Singh Khalsa, médico quiropráctico

 

Es esencial para tu salud que limpies y desintoxiques el cuerpo de manera regular. Así como cambias el aceite de tu automóvil, así necesitas purificar la sangre y proporcionar a los órganos digestivos un descanso de calidad y tiempo de reconstrucción para que puedan funcionar de manera óptima. La digestión lenta y la sangre impura conducen al envejecimiento prematuro y la enfermedad.

Al practicar yoga, puedes estimular el flujo de prana (energía que da vida entrante) y apana (energía de eliminación) para mantener tu cuerpo equilibrado y que elimine adecuadamente. Al comer alimentos livianos y fácilmente digeribles, le estás dando a tu cuerpo los elementos básicos que necesita para sanarse, crecer y repararse.

Como parte de las maravillosas tecnologías de salud del Kundalini Yoga, Yogi Bhajan a menudo compartió diferentes técnicas de masaje para ayudar en la curación y limpieza de una persona. Estos masajes en gran parte fueron enseñados a la Asociación de Quiropráctica Khalsa durante seminarios que duraban una semana.

Aprendimos que, estimulando los puntos de acupresión y otras áreas del cuerpo en un orden específico, los canales de curación y el flujo de energía se abren para permitir que el cuerpo se auto-cure. Toda sanación viene desde nuestro interior, pero la estimulación externa de los puntos permite que los circuitos se activen.

Yogi Bhajan elegía a una persona, le pedía que se acostara, y hacia que uno de los otros doctores le diera un masaje basado en las instrucciones que daba paso a paso Yogui Bhajan. La persona que recibía el tratamiento, al final, nos explicaba cuáles eran los efectos del tratamiento. Yogui Bhajan también agregaba su explicación del tratamiento, como “frotar esta área de la rodilla libera la tensión en el codo opuesto”.

El siguiente masaje fue enseñado en Española, Nuevo México, en 1992. Es un ejemplo muy breve pero poderoso de los efectos sincrónicos de la curación a través áreas (los puntos), patrones (el orden de estimulación) y ritmos (el golpeteo). Creo que este mini-masaje es una representación perfecta de los principios básicos de todas las enseñanzas de Yogui Bhajan sobre la sutileza del trabajo corporal.

Esta serie en particular estimula el estómago y el bazo, los principales órganos de la digestión. El diafragma también se libera, lo que permite una mayor capacidad de respiración, así como un intercambio más completo de oxígeno y dióxido de carbono en los pulmones. Al tocar los pies, se tonifican todos los órganos del cuerpo y se permite que el sistema nervioso se relaje profundamente.

Cuando des un masaje, siempre pídele permiso al que lo recibe para trabajar en el o en ellos. Explícales las áreas del cuerpo que estimularás y asegúrate de que no tengan lesiones o áreas (como el vientre si están embarazadas) que se deben evitar. Comienza tu masaje centrándote en ti mismo, cantando Ong Namo Guru Dev Namo, y frotando tus palmas enérgicamente juntas de 1 a 2 minutos para aumentar el flujo de curación en tus manos.

Los siguientes tiempos son los que Yogui Bhajan enseñó ese día. Estaría bien aumentar los tiempos proporcionalmente para un masaje más largo.

Ejercicio 1

1. Con la persona acostada boca arriba, masajea un punto, en ambas piernas, en la parte exterior de la parte inferior de la pierna, alrededor de 5 cm bajo la rótula. Justo fuera del hueso de la espinilla. Este corresponde al punto de acupuntura, ST36. (30 segundos)

Ejercicio 2

2. Luego, usando la base de las palmas de las manos, masajea la parte frontal del muslo, a mitad de camino desde la rodilla hasta el área de la ingle. Este masaje no debe ser tan profundo que sea doloroso. Debe ser muy relajante y rítmico y la presión debe alternarse de una mano a la otra. (1 minuto)

Ejercicio 3

3. Ahora masajea directamente el muslo sobre las rótulas con los pulgares adentro y el resto de los dedos afuera. De nuevo, este es un masaje calmante y rítmico que alterna de una mano a la otra. (2 minutos)

Ejercicio 4

4. Golpea directamente el abdomen suavemente arriba y abajo del ombligo con los lados de sus manos. Debes alternar tus manos como golpes suaves de karate. (1 minuto)

Ejercicio 5

5. Para terminar, golpea las plantas de los pies, un pie a la vez, con los lados de las manos muy ligeramente, de nuevo como un golpe de karate. (20 segundos cada pie)

 

 

 

El Dr. Gurusahay Khalsa ha practicado la quiropráctica y la acupuntura en Atlanta desde 1978 y es cofundador de la Asociación de Quiropráctica Khalsa. Gurusahay puede compartir estas técnicas desde una perspectiva única: Yogui Bhajan le mostró personalmente muchos de sus masajes y terapias de yoga. Ponte en contacto con el Dr. Gurusahay en www.grdhealth.com

Publicado en Tiempos Acuarainos, (Aquarian Times) en feb/mar de 2009

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.