Kriya para proyectarse hacia afuera

3 de mayo de 1984

Descargar Meditación

Ejercicio 1

1.- Variación de levantamientos de piernas- Acuéstate de espaldas. Levanta una pierna a 90 grados. Manteniéndola arriba, levanta la otra pierna a 45 grados. Luego, baja ambas piernas al mismo tiempo. Cambia de piernas y repite. 11 minutos.

Este ejercicio ayuda a sanar la zona de “apana”, es decir, las gónadas, pelvis y útero, y es muy importante para las mujeres.

Ejercicio 2

2.- Postura de arado- Acuéstate sobre la espalda con las manos estiradas por arriba de la cabeza sobre el piso. Levanta ambas piernas sobre la cabeza y regrésalas al piso. 52 repeticiones.

Ejercicio 3

3.- Variación de postura de rana- Empieza en la postura de rana, en cuclillas, con ambas manos tocando el piso. Al extender las caderas hacia arriba, trae la mano izquierda al corazón. Luego vuelve abajo a la postura de rana, ambas manos en el piso. Extiéndete hacia arriba otra vez y trae la mano derecha al corazón, luego vuelve abajo, ambas manos en el piso. Alterna. Los talones no tocan el piso. Continúa vigorosamente. 54 repeticiones.

Ejercicio 4

4.- Flexiones hacia adelante- De pie, inhala y levanta las manos hasta el cielo. Exhala, dóblate desde la cintura y toca el piso. 54 repeticiones.

Ejercicio 5

5.- Variación del estiramiento al frente- Siéntate con las piernas estiradas al frente. Alargando la columna tómate de los pies, dóblate hacia adelante desde el ombligo trayendo el torso hacia las rodillas. Sostén esta postura y gira el cuello haciendo círculos. 52 giros.

Ejercicio 6

6.- Postura de Arco- Acuéstate sobre el estómago, estira los brazos y tómate de los tobillos. Inhala y estírate hacia arriba en postura del arco, arqueando la cabeza hacia atrás. Exhala y relaja los músculos y la cabeza en el piso. Respira poderosamente. 74 repeticiones.

Ejercicio 7

7.- Relajación profunda- Acuéstate de espaldas y relaja todo el cuerpo escuchando el sonido del gong (si está disponible). Yogi Bhajan tocaba la canción Nobleza en la última parte de la relajación.

 

 

 

“Una mujer necesita de una a dos horas de ejercicio fuerte al día para ser tan productiva como un hombre. Cada 72 horas las células cambian, pero en el caso de una mujer necesitan ser aceleradas o estimuladas para lograrlo. Por naturaleza, una mujer es introspectiva durante la maternidad. Para proyectarse hacia afuera, debe ejercitarse. Debe ejercitarse de manera que estimule todas las partes de su ser. Es un desafío mantener al cuerpo joven y sano. No se puede lograr con maquillaje. Solo se puede lograr con ejercicios intensos. El principio de vida es meditar en la noche y ejercitarse por lo menos una hora cada día” – Yogi Bhajan.

 

Fuente original: I Am a Woman
Edición: Gurudev Singh
Fotografía: Onkarjot Singh
Modelo: Javiera

@The Teachings of Yogi Bhajan

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.