Postura ante Yogi Bhajan

For English translation, click here.

Por Gurudev Singh
Co-Fundador de KundaliniHoy

 

Motivado por vivir una vida espiritual desde muy joven, inicié mi camino con una gran inquietud por encontrar una escuela o un maestro que me guiara para aprender a vivir en base a las cualidades espirituales de los grandes maestros de la historia. En su momento, exploré prácticas budistas y yoga, estudié filosofía occidental y aprendí con varios maestros espirituales.

Así, un día llegué a tomar una clase de Kundalini Yoga en un centro de la Ciudad de México. La experiencia que viví en esa primera práctica me transformó. Nunca antes había sentido algo tan inmediato y profundo en mi corta búsqueda espiritual.

Unos meses después conocí a Yogi Bhajan que  vivía en Los Ángeles y visitaba México. Era un maestro carismático, con un gran conocimiento y muy exigente, especialmente conmigo. Eso era precisamente lo que esperaba de un maestro y a partir de los 19 años lo consideré como mi maestro

Yogui Bhajan fue el que introdujo Kundalini Yoga al occidente y un pionero en muchas esferas. Enseñó que la felicidad es nuestro derecho y que no depende de nuestras circunstancias, porque se encuentra en nuestro interior. Nuestra tarea era mantener la vitalidad, claridad y disciplina que nos permitira encontrar al ser superior en nuestro interior y las virtudes humanas más bellas.

Sin embargo, dolorosamente, a principios de 2020 se reveló que Yogi Bhajan no vivía de manera íntegra con las enseñanzas mismas al levantarse varias denuncias y testimonios en su contra por abusos a personas vulnerables.

Estas acusaciones fueron muy impactantes y profundamente dolorosas para mí y tantas otras personas de nuestra comunidad. Hoy, estas acusaciones las considero como revelaciones de conductas que nunca hubiera imaginado de un maestro como Yogi Bhajan, un hombre que nos inspiró con enseñanzas profundas, que elevaban a las mujeres, que nos inspiraban a vivir honrando los más altos valores humanos y espirituales.

No obstante que estoy infinitamente agradecido por toda la belleza, sutileza y técnicas que aprendí de él, hoy me es claro que Yogi Bhajan no vivía de manera integra con lo que enseñaba.

Lo que aprendí con Yogi Bhajan marcó mi vida. Me mostró el camino al altar del infinito, y por eso le tengo un agradecimiento infinito. Tristemente, al mismo tiempo que ha dejado un gran legado de luz, ha dejado un gran legado de dolor y sombra. Me resulta imposible conciliar estos dos lados del hombre Yogi Bhajan. No lo juzgo, pero condeno los abusos que perpetuó en contra de personas vulnerables y que hoy reconozco en voz de sus víctimas.

Por estas razones, Yogi Bhajan hoy deja de ser un referente para mí.

Sería natural cuestionar las enseñazas que dejó como legado. Sin embargo, después de más de 4 décadas de estudiarlas, practicarlas y compartirlas reconozco que Yogi Bhajan tenía una genialidad para transmitir,  sintentizar y hacer accesibles las milenarias enseñanzas yóguicas y espirituales de la India.

He atestiguado en mí mismo su efecto transformador y sanador, sus dimensiones espirituales y, como profesor, he atestiguado esto en cientos y cientos de practicantes.

Hoy, estas enseñanzas son nuestras, viven en el corazón de cada uno de nosotros quienes las practicamos.

Nuestra tarea es honrarlas viviendo en integridad con ellas.

Por parte mía y a nombre de KundaliniHoy, afirmo categóricamente que:

    • Condenamos cualquier conducta de cualquier persona que lastime o abuse a cualquier persona
    • Creemos en el testimonio de las víctimas de estas conductas y honramos el valor que han tenido al compartirlo
    • Creemos y honramos profundamente los valores de la compasión, bondad, respeto, integridad y amor hacia todos los seres

Estamos comprometidos con todo esfuerzo por:

    • No lastimar a nadie con acciones o palabras
    • Compartir prácticas y enseñanzas comprobadas en vida propia
    • Ser íntegros entre lo que enseñamos, decimos y actuamos
    • Aceptamos, abrazamos y fomentamos la diversidad de opiniones y puntos de vista
    • Trabajamos en pos de la inclusividad y la aceptación en nuestra comunidad, sin distinción de raza, género, orientación sexual, religión o condición social.

Gracias por ser parte de esta hermosa comunidad.

 

Gurudev Singh