Alcanza tu riqueza mental y fortaleza espiritual

23 de agosto 23 de 1986

Ejercicio 1

1. Siéntate en postura fácil y equilíbrate. Junta los dedos de la mano izquierda y ponlos rígidos. Presiona la punta de tus dedos sobre el centro de la palma de tu mano derecha. Concentra la presión en el dedo de Saturno y continúa aumentándola. Si aplicas la presión adecuada tu palma se calentará. Estira la espina dorsal y bombea tu ombligo sin la respiración (esto significa que bombeas el ombligo ya sea suspendiendo la respiración adentro o afuera) por 2½ minutos.

La energía comenzará a circular a las áreas débiles y restablecerá su equilibrio. Esta es una afinación general. La manera más fácil y rápida de recuperarte.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.